Rector Zolezzi entrega al Mineduc estudio y factibilidad de los Centros de Formación Técnica Públicos

Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Reforma a la educación superior

Tras nueve meses de trabajo, la Universidad de Santiago, a través de su máxima autoridad, hizo entrega oficial al Mineduc del ‘Estudio de Factibilidad y Diseño de los Centros de Formación Técnica Públicos’.

La  Secretaría de Estado encargó a dicho Plantel este análisis, una vez que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria, dispusiera incorporar en la reforma educacional la creación de una red de 15 Centros de Formación Técnica estatales, CFT, comprometida con el desarrollo integral del país y que estarán a cargo de universidades del Estado.

Luego que en el marco de la reforma educacional el Ejecutivo dispusiera incorporar la creación de una red de 15 Centros de Formación Técnica Estatales, la Universidad de Santiago de Chile asumió la tarea de realizar el correspondiente  estudio de factibilidad y tras  nueve  meses de trabajo,  hizo entrega oficial del documento al Ministerio de Educación (Mineduc).

Protocolizó la entrega el rector de la U. de Santiago, Juan Manuel Zolezzi Cid, acompañado del Secretario Ejecutivo del Comité de Proyecto de nuestra Institución, Rodrigo Gallardo Canales, recibiéndolo el Jefe de la División de Educación Superior (Divesup), Francisco Javier Martínez Concha.

 El diseño de cada uno de esos centros estará a cargo de una universidad estatal. El de la Región Metropolitana le fue asignado a la Universidad de Santiago, que deberá velar por la contribución al entorno social, la calidad y equidad general del sistema educacional en sus distintos niveles.

 El rector Zolezzi manifestó que “la idea central es la implementación de un centro de formación técnica en Santiago. Este, es el primero de cuatro posibles centros que se establecerían en la Región Metropolitana, para lo cual se ha hecho un estudio bastante profundo, para los requerimientos que puedan existir”.

En esta línea, remarcó que se  consideraron “todos los puntos de vista, detectando distintas necesidades y requerimientos. Trabajamos en un proyecto innovador y atractivo para nuestros y nuestras jóvenes, interesados en estudiar una carrera de formación técnica”.

La máxima autoridad de la U. de Santiago junto con señalar que dicho plantel se encuentra  en condiciones de asumir  este  desafío, planteó que se requiere  de un inmueble “de unos 9 mil metros cuadrados en un plazo de un año y medio a dos años; con una capacidad de inicio cercano a los mil 800 estudiantes, llegando a los siete mil 200 en un periodo de cinco años”.

 A su vez, el jefe de la Divesup, expresó que “este en un proyecto de importancia a nivel nacional con relevancia a largo plazo. Ahora, tenemos una propuesta con los análisis y estudios profundos que se requieren, junto a la visión que va a tener un CFT en el área oriente de la capital, con las expectativas que se van a poder cumplir”.

 El representante del Mineduc agradeció el aporte de la U. de Santiago, indicando que es “un agrado poder contar con una propuesta concreta”.

El estudio

 El ‘Estudio de Factibilidad y Diseño de los Centros de Formación Técnica Públicos’ que se inició en octubre del año pasado indica, principalmente, que se emplazará un CFT en Peñalolén, el cual representará el primer prototipo.

Su futuro está respaldado por el compromiso explícito del municipio, lo cual considera disponibilidad de terrenos y el trabajo colaborativo en el levantamiento de información comunal de interés para el proyecto, así como cercanía y accesibilidad con otras comunas.

Para ello, el Centro de Formación Técnica Estatal de la Región Metropolitana “considera un modelo de formación centrado en el desarrollo de actividades prácticas, con la aplicación de metodologías de enseñanza, aprendizaje innovadoras y caracterizado por el reconocimiento de aprendizajes previos (RAP) y trayectorias laborales para la articulación efectiva en todos los niveles formativos del sistema educativo” indica el documento.

El edificio de Peñalolén es flexible en el sentido que considera 60% de sus instalaciones para actividades prácticas  -talleres y laboratorios- y un 40% para teóricas -clases en aulas- y eso se extrapola a la estructura del edificio. Así se establece,  porque la esencia de la formación técnica, está en el hacer, más que en la sala de clase, dijo el Secretario Ejecutivo del Comité de Proyecto, Rodrigo Gallardo.

A su vez, el trabajo de la comisión de proyecto consideró diferentes instancias de conversación con otras municipalidades de la Región Metropolitana, para el estudio de posibles emplazamientos de futuras sedes de CFT Estatal en el mediano y/o largo plazo, contando con propuestas explícitas, tales como la presentada por la Municipalidad de La Pintana, para la instalación de la segunda sede del CFT, cuyo propósito es dar cobertura a la demanda de formación técnica de la zona sur de Santiago.

Con esto se busca formar personas con competencias certificadas; crear, preservar, difundir y aplicar conocimiento técnico teórico y práctico; aportar sustancialmente al desarrollo de los ciudadanos, del país y contribuir al desarrollo tecnológico y productivo a nivel regional con un modelo de formación y articulación de alto nivel e impacto.

En la definición de especialidades y carreras se destacan dos áreas de interés: el área de tecnología y el área de administración y comercio; materializado en diez carreras, seis de ellas corresponden al área de Tecnología, y cuatro al área de Administración y Comercio.

Fuente: U. de Santiago de Chile

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.