Rector Ennio Vivaldi, Pdte. Ues Estatales: "Es diferente que un estudiante reciba gratuidad en el contexto de la educación pública, que en otro modelo educacional"

Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Reforma a la educación superior

 
El Rector de la Universidad de Chile y presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH) se manifestó ante la reducción de un 60 al 50 por ciento de la gratuidad para los estudiantes de menores recursos, y que este ajuste se aplique también a las universidades estatales. "Hubiéramos querido que por lo menos para estas universidades no se hubiera disminuido lo que se había ofrecido", señaló.
 
04.08.2015. Santiago. Uno de los principales anuncios del 21 de mayo fue que a partir del 2016 entraría en vigencia la gratuidad para el 60 por ciento de los estudiantes de menores recursos de la educación superior, pertenecientes a centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades del Consejo de Rectores (CRUCH). No obstante, este lunes 3 de agosto tras el cónclave de la Nueva Mayoría se decidió que la gratuidad alcanzaría sólo al 50 por ciento de los estudiantes más vulnerables, según informó la Presidenta Bachelet. Además, la medida se extendió a universidades privadas con más de cuatro años de acreditación.

Este cambio, señaló el Rector Ennio Vivaldi, representa un mínimo avance en lo que a financiamiento a estudiantes de menores recursos, pues ya "hay universidades que han hecho esfuerzos por apoyar a los jóvenes de menores recursos", las que "en la práctica aparecerían totalmente castigadas". Tal es el caso de la Universidad de Chile que "por sus propios medios y las becas hoy día disponibles le da el 100% de gratuidad a todos los estudiantes que provienen de las familias con 40% de menos recursos del país”.

"Hubiéramos querido que por lo menos para estas universidades no se hubiera disminuido lo que se había ofrecido", dijo el Rector de la U. de Chile y presidente del CUECH, aduciendo que la discusión de qué instituciones recibirán financiamiento por concepto de gratuidad ha invisibilizado el debate respecto al "concepto de universidad y educación pública, inquietud que debería tener todo el mundo político, intelectual y la sociedad chilena en su conjunto".

El Rector Vivaldi advirtió además que ante la ausencia de esta discusión, uno de los peligros es que "terminemos de nuevo con que todas las universidades son iguales, con que no hay un concepto de universidad estatal y pública en Chile, y que esto se extienda a borrar una diferencia que es esencial si uno quiere proyectar un sistema universitario en Chile".

"Cómo puede un Estado darle dinero a proyectos privados, si no ha tenido la responsabilidad de dar calidad a sus propias universidades (...) Un proyecto privado tiene que demostrar que como tal es válido. Muy por el contrario, un proyecto estatal es responsabilidad del Estado sacarlo adelante (...). Eso es un tema que revela la nula comprensión de lo que es una universidad estatal y la nula compresión de lo que es la responsabilidad de la sociedad con respecto a la educación", enfatizó el Rector Vivaldi al ser consultado por el criterio que exije a la universidades privadas fuera del CRUCh un mínimo de cuatro años de acreditación para recibir gratuidad, y el cuestionamiento que ha generado que esta medida no corra para las integrantes del Consejo.

Vivaldi agregó además que esta diferencia que debería haber entre la entrega de recursos del Estado a sus propias instituciones queda ratificada en los resultados de sondeos como la encuesta MORI y del PNUD. "La juventud chilena querría entrar a una universidad estatal. No conozco otro lugar del mundo en que el Estado diga 'yo pago por la educación de mis jóvenes, pero no les permito entrar a una universidad estatal y los obligo a irse a una universidad que no quieren, que es privada'".

Exigencias mínimas

En ese contexto, explicó, "si bien es un logro ideológico importante que empecemos a pensar que la educación  universitaria debe ser gratis", postura levantada desde todo el espectro del sistema de educación superior, es necesario relevar que "si el Estado va a dar dinero vía gratuidad, debería haber primero un marco regulatorio que garantice la calidad de la educación en todo el sistema".

A esto, dijo, debe sumarse "como un mínimo de exigencia" que junto a esta entrega de recursos, las instituciones deberán tener un sistema de transparencia, tal como hoy poseen las universidades estatales.

Finalmente, el presidente del CUECH tuvo palabras respecto a la promulgación de la ley que crea dos universidades estatales en las regiones de O'Higgins y Aysén, situación que a "nosotros como consorcio nos enorgullece y alegra, ya que así todas las regiones de Chile van a pasar a tener una institución del sistema universitario estatal".

Fuente: Comunicaciones U. de Chile

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.