Ex rectores de la U. de Chile advierten implicancias de la reforma educacional

Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Reforma a la educación superior

Riesgos de una distorsión en la misión de las universidades estatales, advirtieron los ex Rectores Jaime Lavados, Luis Riveros y Víctor Pérez, ante  la fórmula de una gratuidad que –según pronostican- no esté cien por ciento financiada por el Estado y deban asumirla las instituciones.

Santiago, 6 de agosto de 2015.- En la última jornada del ciclo de foros “Pensando la Universidad de Chile en tiempos de cambio”, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) reunió en un conversatorio inédito a los tres ex rectores desde el regreso a la democracia para que compartieran sus experiencias y opiniones frente al tema “Gobierno de la Universidad de Chile: problemas y desafíos”, el cual fue moderado por el decano de la FCFM, Patricio Aceituno. El evento, que se desarrolló este miércoles 5 de agosto en el auditorio Gorbea del campus Beauchef, convocó a representantes de la comunidad universitaria de distintas facultades y se convirtió en una oportunidad para conocer la visión de ex líderes de esta casa de estudios frente a temáticas contingentes tanto del quehacer nacional como interno.

Frente al tema de la gratuidad en la educación superior, el profesor Jaime Lavados –académico de la Facultad de Medicina- advirtió que en el proyecto de reforma a la educación falta aclarar la forma de traspaso de los recursos para materializar la promesa de gratuidad. “Un porcentaje importante del financiamiento de investigación es una transferencia que las universidades hacen desde el pregrado (…) Aquí no hay ninguna indicación de que la nueva fijación de aranceles vaya a considerar esto y el problema es que en Chile no existe como en Norteamérica un overhead –entre el 30 y el 70 por ciento del valor de los proyectos de investigación- que ingresan a la institución. Aquí no existe eso, es la propia universidad que tiene que copagar la investigación. Por lo tanto,  no sólo va a disminuir la calidad de nuestros servicios  académicos sino que -en mi opinión- también el problema de la investigación porque no hay ningún indicio de que ésta sea totalmente pagada por el Estado”.

En tanto, el profesor Víctor Pérez, académico de la Facultad de Cs. Físicas y Matemáticas, reconoció –al igual que los otros dos expositores- el aporte de las movilizaciones estudiantiles para instalar en la agenda pública el tema de la educación como prioritario, mas expresó su contrariedad ante una medida que considera sectorial. “Me violenta cuando observo tanta declaración expresa para mejorar la educación superior pública, mientras no veo el mismo ímpetu para corregir la desigualdad de la educación parvularia y escolar de los sectores más vulnerables. Es ahí donde nace la desigualdad”, expresó.

También puso el acento en que la “equidad no está sólo en el ingreso. Si no aseguramos la estadía del estudiante, con apoyos de alimentación, mantención, transporte y apoyo académico, simplemente no hay igualdad de oportunidades en el proceso”.

 Por su parte el profesor Luis Riveros –de la Facultad de Economía y Negocios- calificó de “inconsistente” la política pública del Estado con la Universidad de Chile, señalando que los tres ex rectores presentes en el foro debieron invertir esfuerzos gigantes para corregir el daño que la dictadura dejó a la institución y mantener el proyecto, sin apoyo del Estado. “Los políticos tienen una visión de universidad que parece incompatible con la que nosotros tenemos”, expresó frente a proyectos del pasado donde participó en la planificación de universidades estatales nuevas y no había consenso en la necesidad de que realizaran investigación.

En el marco de la reforma, el académico coincidió con los otros panelistas sobre el riesgo de la gratuidad para la universidad, en un escenario donde la universidad se ha visto hasta la fecha obligada a un autofinanciamiento. “Es una gratuidad que va a tener que administrar el Rector y los Decanos de cada facultad y se verán forzados a sacar recursos de investigación para garantizarla”, opinó.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.